domingo, 24 de abril de 2016

XCVI El Juego - Flores del Mal

En esta nueva entrada vamos a comentar el poema El Juego perteneciente a Las Flores Del Mal de el aunténtico Charles Baudelaire, un maestro con la pluma y el papel, y la botella y la copa. Este es su poema:

En los sillones marchitos, cortesanas viejas, 
Pálidas, las cejas pintadas, la mirada zalamera y fatal, 
Coqueteando y haciendo de sus magras orejas 
Caer un tintineo de piedra y de metal;
Alrededor de verdes tapetes, rostros sin labio, 
Labios pálidos, mandíbulas desdentadas, 
Y dedos convulsionados por una infernal fiebre, 
Hurgando el bolsillo o el seno palpitante; 

Bajo sucios cielorrasos una fila de pálidas arañas 
Y enormes quinqués proyectando sus fulgores 
Sobre frentes tenebrosas de poetas ilustres 
Que acuden a derrochar sus sangrientos sudores;
He aquí el negro cuadro que en un sueño nocturno 
Vi desarrollarse bajo mi mirada perspicaz. 
Yo mismo, en un rincón del antro taciturno, 
Me vi apoyado, frío, mudo, ansioso,
Envidiando de esas gentes la pasión tenaz, 
De aquellas viejas rameras la fúnebre alegría, 
¡Y todos gallardamente ante mí traficando, 
El uno con su viejo honor, la otra con su belleza!
¡Y mi corazón se horrorizó contemplando a tanto infeliz 
Acudiendo con fervor hacia el abismo abierto, 
Y que, ebrio de sangre, preferiría en suma 
El dolor a la muerte y el infierno a la nada! 



Aquí en este poema vemos cómo Baudelaire describe su sitiación en un burdel y el ambiente que lo rodea. Él describe un salón viejo, con telarañas y sillones viejos llenos de prostitutas, que coquetean a señores sentados en verdes tapetes que rodean una mesa iluminada por unas lámparas, que proyectan una sutil luz hacia la mesa donde se muestra el juego al que juegan. Podemos apreciar como mientras juegan ellos beben hasta que su sangre ebria no aguante más. Ésto es la manera en la que Baudelaire se evade de la realidad o de su vida que el describe al final del poema como un infierno. 

Como ya sabemos Baudelaire era un borracho al que le gustaba beber para entrar en un mundo subrreal y desde ahí escribir sus poemas, en este caso se aprecia como prefiere rasgar sus bolsillos en fulanas, bebida y juego, antes de vivir su vida, que como dice en el poema la representa como el infierno y la nada: 

Y que, ebrio de sangre, preferiría en suma 
El dolor a la muerte y el infierno a la nada! 

Este poema se situa en en el libro ´Las flores del mal´, es el libro más reconocido escrito por el mismisimo Baudelaire. Para ser más exactos, este poema pertenece a la sección de ´cuadros parisienses´. 
En este poema podemos apreciar como utiliza algunos recursos literarios para dar más énfasis a su descripción del burdel. Podemos ver cómo utiliza hipérbaton, y hipérboles para así describir de una manera peculiar su visión dentro de un mundo irreal debido a que era alcohólico.

Comentario:

En este poema apreciamos cómo Baudelaire en su subconsciencia comienza a visualizar una partida de cartas en un burdel. Él describe ese burdel como algo asqueroso al que nadie se atrevería a entrar, es decir, su mundo, su vida. Su vida llena de desamor, tristeza y horror, hace reflejar esta en un burdel espaluznante. Él dice que prefiere la muerte antes que seguir viviendo de esta manera. Yo también la preferiría.

Baudelaire era un infeliz incapaz de salir de su mundo y con ganas de morir para salir de él. Creo que podría haber sido de otra manera y que si hubiese estado en una situación normal él hubiera salido de su mundo cutre, pero aquí vemos que sin esa locura, sin esas borracheras, y sin esos momentos solos en su habitación, no hubiese sido lo que es actualmente, un referente de la literatura universal,un gran genio, un mounstro.

Para terminar, este es un poema que simplemente hace una descripción de una vida pésima que llevaba el autor, reflejándola con un burdel maloliente y haciendo alusión a querer morirse. Este es otro pedacito de la magia de Baudelaire.

Audio:

No hay comentarios:

Publicar un comentario