jueves, 10 de marzo de 2016

La vida es un juego

Es Ella...


En cualquier momento se apagará la luz, en cualquier momento dormiremos para siempre y no habrá despertador que pueda levantarnos. Y cuando, suceda te preguntarás si aprovechaste cada momento que vivías, si de vedad estás satisfecho con todo lo que hiciste o te quedaste con las ganas de robar besos, de dar más amor, de querer más...

La vida como en el juego, te muestra unas cartas con las que tu debes de responder con las propias que tu tienes o con las que te puedan ir tocando a lo largo de tu vida. Hay decisiones que te pueden hacer perder o ganar, vivir o morir. No debes dejarte guiar por la incertidumbre de qué pasará mañana o dentro de un rato, de que saldrá un as o un rey, tu debes manejar al azar. Es difícil pero no imposible, debes intuir que pasará para afrontar lo que venga, debes de ser fuerte porque todos alguna vez en la vida perdemos esa carta que muere dentro de baraja. Todos tenemos algo en nuestra vida que pensamos o creemos que es nuestro as queriendo salir de la baraja. Pero que aveces entra en la mesa para darte la victoria en la jugada o aveces muere en las manos del coupier...En ese mismo momento sabrás si es ella, la que te hace vibrar, sabrás si era o no la indicada, ¿difícil? -Sí, pero no imposible. En tan solo una partida puede que entre ella, el as. Y sabiendo que vas a ganar, sabiendo que eres tú el que conseguirá salir victorioso de esta mano...De repente, otro sin mero aviso pasa por delante tuya, llevándose ese as, llevándose la mano y la jugada. Te lo dije, era difícil. Pero después del palo tu no sales de la partida, sigues adelante sabiendo que en cualquier momento tu puedes hacerte con otra carta, que sabes que no es muy buena pero te dá la vida. Y en la siguiente mano, sale esa reina, la reina que te hace ganar la mano, la reina que te hace sentir una sensación inexplicable, es ella, lo sé...

Es ella la que me lleva al cielo, la que me quiere tal y cómo soy, esa que llena mi mundo de alegría y fantasía. Es ella la que resalta mi locura. Su curva me vuelven loco sabiendo que puedo seguir tocándola. Ella se merece lo mejor por darme lo que me dá.

A ella se merecen que la traten con suavidad y cariño, con tacto. No vale ir de bruto porque la perderás, debes de ir con cabeza, manejándola con sentimiento y corazón. Cuando la tengas debes de ser inteligente, debes saber que solo está ella, no hay ninguna más.

Ella a veces es revoltosa y eso me encanta, ella tiene lo que me enloquece, y sinceramente no es nada del otro mundo pero entre ella y yo hay algo especial, solo entre ella, yo y unos pocos más, pero muy pocos. Nosotros sabemos que es sentirla, sabemos como la tenemos que tratar y a donde la tenemos que llevar. Ella se merece el paraíso a donde se debe de llevar, pero siempre hay que estar ágil, y despierto, que sino te la quitan. Ella y su juego me hacen perder la cordura...

Es ella, la pelota y su juego, el fútbol. Algunos me llaman loco, y yo les digo, que ellos no saben lo que es morir en el campo para llevarse la victoria. Y los éxitos son cuestión de trabajos diarios.
Muchos comentan que el fútbol es fácil...Pero ellos no saben que mientras que ellos planean para quedar el finde e ir a alguna fiesta a beber, nosotros planeamos la comida que debemos de comer antes de jugar y a las horas exactas que debemos de comer. Ellos no saben que mientras que los sábados piden más hielo para sus vasos, nosotros pedimos jugar bien el domingo.

Vosotros nunca lo entenderéis, nunca conoceréis los sacrificios que se hacen para llegar a vivir de lo que mas te gusta, El Fútbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario